Any use of the letters GAPS on this website are used solely as an acronym for Gut and Psychology Syndrome
 

GAPS Family - a family struggling with mental and physical problems, such as autism, hyperactivity and attention deficit, dyslexia, dyspraxia, depression, schizophrenia, bipolar disorder, obsessive-compulsive disorder, eating disorders, epilepsy and more

Las familias con GAPS

La familia con GAPS- Una familia que lucha con problemas mentales y físicos, tales como el autismo, la hiperactividad el déficit de atención, dislexia, la dispraxia, la depresión, la esquizofrenia, el trastorno bipolar, el trastorno obsesivo-compulsivo, los trastornos de la alimentación, la epilepsia y otros. Por favor, lea el capítulo de La Familia en el libro GAPS. Este capítulo le explicará lo que es una familia con GAPS. La información que aquí se propone añade lo ya discutido en el libro.

Preconcepción y embarazo
El cambio más importante antes de la concepción es la dieta de los padres. El estado nutricional de los futuros padres es uno de los factores más importantes para tener una descendencia sana. Una vez que comienza el embarazo, la madre debe continuar con una dieta saludable. El padre no tiene por qué pero, si lo hace, estará mucho mejor (física y mentalmente) para apoyar a su mujer durante el embarazo y el parto.

Si no existen problemas digestivos graves, alergias, fatiga crónica, letargo o cualquier otro síntoma típico del GAPS en la pareja, entonces recomiendo seguir la dieta GAPS completa durante 4-5 meses antes de la concepción.

Si existe algún problema destacable del GAPS en cualquiera de los padres, particularmente en la madre, sigan el protocolo nutricional del GAPS hasta que estén mucho más saludables y se sientan preparados para concebir y disfrutar del embarazo.

Si usted ya está embarazada, empiece directamente con la dieta GAPS completa. Sin embargo, debe leer atentamente la sección sobre la dieta de introducción y seguir las recomendaciones para introducir los alimentos fermentados, ya que deberán ser introducidos gradualmente (si nunca los había probado).

La dieta se explica en el libro El síndrome del intestino y la psicología. Aquí voy a resaltar los puntos más importantes:

• Evitar religiosamente todos los alimentos procesados (todos los paquetes y latas), las bebidas gaseosas, el azúcar y los aditivos en los alimentos. Evitar comer fuera ya que, si lo hace, le será imposible evitar las grasas perjudiciales y aceites procesados, los aditivos químicos, las proteínas y los carbohidratos de mala calidad, así como muchos otros peligros para su futuro bebé. Haga la comida en casa utilizando ingredientes frescos. Para aquellos que no están acostumbrados a comer en casa, esto puede suponer un cambio importante pero, si nos paramos a pensarlo, el embarazo sólo dura nueve meses, y puede pensar en ello como en una inversión en la salud de su bebé y su futuro. ¡Estoy segura de que estarán de acuerdo en que su bebé se lo merece!

• Recuerde que cerca del 85% de todo lo que comemos diariamente debe ser salado, hecho de carne fresca, pescado, huevos, productos lácteos de buena calidad, verduras y grasas naturales. Los alimentos dulces: los bizcochos horneados (con harina de frutos secos y fruta desecada), la miel y la fruta deben limitarse a pequeños tentempiés entre comidas.

• Consumir diariamente platos caseros hechos con carne o con la médula de los huesos: sopas, guisos o bebidas calientes. El caldo de carne o de hueso les proporcionará a usted y a su bebé innumerables beneficios: un sólido sistema digestivo e inmunológico, huesos y músculos fuertes y buena resistencia. Consuma también la carne gelatinosa que queda alrededor de los huesos y articulaciones después de hacer el caldo. Beber caldo caliente de carne (con un poco de yogur vivo, kéfir o crema agria añadida) le ayudará con las náuseas en el embarazo.

• Por favor, preste particular atención a las grasas que consume, ya que son los principales agentes que equilibran nuestras hormonas reproductivas. Consuma únicamente grasas animales naturales (mantequilla, nata, la grasa de los animales que cocine usted mismo), aceite de oliva de buena calidad prensado en frío o aceite de coco; deberá consumir más grasas de lo normal ya que su bebé las necesitará en cantidad. La mayor parte de las grasas que usted consuma deben ser grasas animales.

• Introduzca gradualmente los alimentos fermentados. Los alimentos fermentados no son una opción, ¡particularmente en el embarazo! Asegurarán una buena digestión y absorción de los nutrientes que les proporcionarán a usted y a su bebé vitaminas del complejo B, vitamina K y muchos otros beneficios.

• Haga todo lo posible por encontrar alimentos lácteos crudos y orgánicos procedentes de alguna granja local: el valor nutritivo de la leche cruda, la mantequilla, el yogur, el queso y la crema nunca puede compararse con sus correspondientes productos comerciales procesados y pasteurizados. Si no puede encontrar leche orgánica sin pasteurizar, no tome leche: en su lugar, tome diariamente una buena cantidad de mantequilla orgánica y productos lácteos fermentados –yogur natural entero vivo, kéfir, quesos hechos de manera tradicional y crema agria.

• Coma hígado y otras vísceras con regularidad. El hígado es la fuente más rica de ácido fólico (por no mencionar muchos otros nutrientes) y evitará muchos problemas comunes.

• Si su digestión es normal, puede consumir patatas, pan de masa fermentada y cereales enteros cocinados en casa en cantidades moderadas. Recuerde que todos estos hidratos de carbono deben ser consumidos con una buena calidad de grasas naturales para ralentizar la digestión y mejorar su valor nutricional. Deje que la gente diga sobre usted: “Sí, le gusta el pan con un poco de mantequilla”.

Además de la buena comida, de ser posible tome una buena cantidad de probióticos en dosis de mantenimiento. Sin embargo, si consume muchos alimentos fermentados diariamente puede que no necesite estos preparados comerciales.

Tome aceite de hígado de bacalao de buena calidad regularmente. No olvide comer pescados grasos pequeños (no de piscifactoría) regularmente, como sardinas frescas, caballas y arenques.